La re-evolución de los morteros de cal

Publicado por Emprendimiento en

Esta tendencia responde al incremento del precio de mano de obra sucedido en las últimas décadas, a las nuevas normativas que requieren un mejor funcionamiento térmico de edificios y a la pérdida de algunos oficios. Pues aunque el sector de la bioconstrucción trabaja por recuperar oficios como el del estucador, la construcción camina hacia sistemas industrializados que reducen los tiempos en obra y, a su vez, la necesidad de mano de obra especializada.

Un ejemplo de la evolución de esta industria lo encontramos en la fabricación de cal, en la cual las empresas que comercializan este producto llevan años fabricando morteros de cal, algunos con la posibilidad de su aplicación en proyectado, y otros con la incorporación, en las argamasas de materiales que amplían sus características aislantes. Los morteros térmicos incorporan a su composición básica de cal aérea o cal hidráulica, áridos seleccionados y materiales aislantes vegetales (corcho, celulosa, cáñamo) o minerales (perlita, vermiculita, arena de sílice).

Esta nueva característica de los morteros concede a éstos una doble función, además de la propia de los revestimientos, la de mejorar las condiciones térmicas de los edificios. 

Contenido

Gradiente térmico

El hecho de ser un material que se aplica al exterior del cerramiento, plantea mejoras a la solución del aislamiento, ya que quedan al interior los materiales con mayor inercia térmica, evita los puentes térmicos y previene las condensaciones. El gradiente térmico (cociente entre la caída de temperatura y el espesor del muro en la dirección de máxima variación de temperatura) que padecen los cerramientos con aislamiento exterior, es menor que en el caso de que éste se sitúe al interior.

La posibilidad de aumentar el aislamiento de un edificio con la aplicación del revestimiento, hace de este material un excelente aliado en obras de rehabilitación, donde, en la mayor parte de las ocasiones, no es posible instalar un material aislante al exterior por las dificultades que ocasiona una obra ya ejecutada. 

Otra característica de los morteros térmicos y/o proyectados que conocemos, es que su composición permite mantener la capacidad higroscópica del paramento en el que se aplica, manteniendo el intercambio de vapor de agua interior-exterior, lo cual nos concede espacios más saludables.

Características y selección

Morteros proyectados de cal

Los morteros proyectados comercializados en nuestro país, se diferencian por su base de cal aérea o cal hidráulica. 

Se utilizan como morteros de base, en ocasiones para compensar las irregularidades y conseguir la planimetría necesaria en el paramento y, otras veces, simplemente como fondo de capas de acabado. Pueden emplearse sobre cualquier tipo de soporte, ya sea antiguo o de nueva construcción, excepto en aquellos soportes en los que se haya aplicado un hidrofugante o no cuenten con una consistencia adecuada. 

Entre las empresas que, en nuestro país, comercializan este tipo de morteros con base de cal aérea se encuentra UNICMALL que fabrica el “Calçfons” y CALPOR con su “mortero preparado”.

Empleando como base la cal hidráulica, encontramos las empresas IBERCAL, SOCLI y BIOCALCE. Las tres fabrican varios tipos de morteros adecuados para su aplicación con máquina de proyectar.


Te puede interesar: Ejecución de un revoque de cal: guía completa


A la hora de escoger uno de estos morteros recomendamos tener en cuenta la proximidad de la empresa fabricante a la obra en la que se tiene previsto su empleo, pues se trata de productos con un alto peso específico (aproximadamente entre 1.400 y 1.900 kg/m3), lo cual encarece el coste del transporte. También es preferible emplear aquellos morteros suministrados en pasta pues evitan la formación de polvo en la obra, lo cual  previene riesgos para la salud de las personas que lo estén aplicando.

Cada una de las empresas indicadas cuentan con fichas técnicas en las que se detallan los aspectos a tener en cuenta a la hora de emplear el material en concreto. Es imprescindible conocer estas prescripciones, previo a la selección de un producto u otro.

Morteros térmicos de cal proyectados 

Algunas de las empresas mencionadas fabrican morteros térmicos, éstos mejoran las condiciones de confort térmico en los espacios interiores de aquellos edificios en los que se aplican. Así como sucede con los morteros proyectados, existen con base cal aérea o cal hidráulica.

En la tabla adjunta se resumen las características técnicas de los morteros térmicos seleccionados, según datos suministrados por los fabricantes.

Existe la opción de fabricar un mortero térmico a partir de la mezcla de cal y un material aislante que se encuentre próximo al lugar donde se ejecuta la obra. La diferencia de fabricar esta mezcla en obra en lugar de emplear un mortero preparado en planta, es que no contamos con las características técnicas de la mezcla ni con los certificados que ofrecen los fabricantes de los prefabricados.

Un ejemplo de este tipo, es la posibilidad de fabricar morteros aislantes mezclando los granulados de cáñamo y la cal hidráulica que comercializa la empresa Socli. Las proporciones de la mezcla dependen de la cal a emplear y del uso, ya sea para enlucido o para relleno en entramados o forjados (hormigones aligerados). El empleo de éste en exterior, requiere una capa de acabado y protección mediante una argamasa de cal. Un enfoscado con esta mezcla de espesor 5 cm, cuenta con una resistencia térmica ( R ) de 0,5 m2.K/W.

Puesta en obra

Existen unas especificaciones genéricas para la aplicación de los morteros de cal que también deben considerarse en la puesta en obra de los morteros térmicos y que afectan, entre otros, a la humedad del soporte, temperatura y humedad ambiente, tiempos, etc. (Ver artículo “Morteros” en EcoHabitar Nº 3)

Cada una de las marcas de morteros térmicos referenciadas en este artículo, cuentan con prescripciones particulares de cada fabricante. 

En el caso de Thermocal, la proyección debe realizarse en los espesores indicados por el fabricante y, una vez aplicado y pasado el tiempo necesario de carbonatado, se puede revestir con un mortero de cal o con yeso si se trata de interiores. 

Thermosilit es el único que se mezcla en obra, ya que es un sistema bicomponente, y se crea el requerido mortero termo-aislante e ignífugo mezclando la cal con los áridos secos en obra..

Para el exterior, el espesor del mortero que se aplica está entre 5-10 cm, dependiendo de la zona climática en que nos encontramos y de las necesidades del cliente.

Fratasado de mortero de cal hidráulica y cañamiza. Foto ©FIM
Acabado del mismo mortero de cal hidráulica y cañamiza. Foto ©FIM

En cambio, con máquina de proyección está entre 3-4 cm. 

Proyectado de morteros de cal con máquina

La aplicación con máquina de proyección debe hacerse en franjas horizontales y de arriba abajo. 

Una vez aplicado el enfoscado térmico, se puede emplear la herramienta convencional de albañilería para dejar un acabado del mortero alisado. El fraguado del enfoscado térmico puede tardar hasta 14 días y en ese tiempo debe cuidarse que la temperatura del mortero se encuentre entre 5 y 28 ºC.

El espesor habitual del mortero térmico Revescal es de 3 cm, aunque puede llegar a 5 cm. Dependiendo del soporte, se recomienda realizar previamente un zarpeado para asegurar una buena adherencia. 

Una vez aplicado, a mano o con la máquina de proyectar, se deja que “tire” unas 3-4 horas y sobre este enfoscado se aplica una argamasa de mortero de cal como acabado. 

En la aplicación del Biocalce el fabricante recomienda emplear, cuando el soporte no es homogéneo, un mortero de base, previo al uso del mortero térmico.

Proyectado del mortero térmico de Calpor: cal aérea + granulado de corcho. Foto ©Calpor.

Este enfoscado se aplica exclusivamente con revocadora y el espesor por mano es entre  2 y 4 cm, recomendando el empleo en esquinas y ángulos el uso de guardavivos de acero inoxidable o galvanizado.

Pasados 15 días, tiempo recomendado de secado, con pulverizador a baja presión se aplica un consolidante de silicato de sodio en proporción de 1 kg/m2

Por último, y después de unos 3 dias, se ejecuta un revoco de acabado que actúa como alisado consolidante y protector de la superficie.

Gradiente térmico

En el gráfico siguiente, se puede observar la diferencia de gradiente térmico que soporta una pared de cerramiento en función del tipo de colocación del aislamiento: interior o exterior.

Como se puede ver en el gráfico de la izquierda, desde el punto de vista térmico, el calor procedente del interior de la vivienda, una vez que atraviesa el aislamiento, se escapa hacia el exterior rápidamente, y desde el punto de vista constructivo, el mortero de revoco exterior y el muro de cerramiento son los elementos que soportan las temperaturas más extremas, produciéndose aquí todo tipo de patologías, reduciéndose la vida útil de estos materiales.

Sin embargo, obsérvese en el gráfico de la derecha, que al colocar el aislamiento por la cara exterior del cerramiento, utilizamos el cerramiento como un acumulador térmico, además de mantener la temperatura de éste más estable, eliminando o reduciendo las dilataciones y contracciones de los materiales, alargando la vida del edificio.


Morteros térmicos de cal

Morteros de cal


Artículo publicado en la revista EcoHabitar nº 26 en verano de 2010


Contenidos relacionados

  1. Morteros de cal

Ver fuente